Taburete verde en un bebé alimentado con leche materna

Taburete verde en un bebé alimentado con leche materna

Presidente del niño depende de lo que come. Y en el caso de la lactancia materna heces verdosas de los niños — es la norma absoluta. Esta sombra que da la bilirrubina, que se sitúa invariablemente con las heces.

Cambie el color y la consistencia de las heces del recién nacido puede hormonas que se encuentran en la leche materna — que fluctúan independientemente de usted, y cuanto más al niño.

Por otra parte, en la oxidación de las heces niño que es amamantado, como es de color verde. Tenga en cuenta también que el hígado incluso neonatal produce todas las enzimas necesarias y los intestinos no han poblado por bacterias necesarias.

Incluso si un niño tiene un taburete líquido espumoso con un toque de manchas verdes y viscosas (pero sin el olor fuerte y perturbado dolor) — esto puede ser la norma, pero decir que el bebé succiona sólo hacia adelante leche más líquido, y no graso pone. La mayor parte de la leche materna graso proporciona heces de los niños se iluminan de color marrón (como mostaza).

Así que si ves un cuadro similar, y, al mismo tiempo que el bebé no te importaba, duerme bien y come regularmente (pero no a menudo), el cacao, el aumento de peso y no travieso — no hay razón para preocuparse. Grudnichka Cal puede ser de cualquier color — de color amarillo a marrón oscuro con verde. Por supuesto, mi madre al mismo tiempo es el control de su dieta — después de todo lo que se come directamente a través de la leche para el bebé.

Taburete verde en un niño alimentado botella-

Lo mismo se aplica a iskusstvennichkov. Recuerde que cuando el bebé apareció silla verde. No si lo conecta a cambiar la fórmula de leche? A menudo es la causa de enverdecimiento turds. Típica silla de color verde proporciona hierro en grandes cantidades en la mezcla.

Mamá, compartiendo sus experiencias, dicen que se observaron tales alteraciones cuando la alimentación de niños de Han, Nutrilon y otras mezclas.

Intente cambiar la fórmula infantil y observar la reacción. A menudo, en esta etapa, la ansiedad parental desaparecer.

Pero sucede que las heces verdes en un niño es uno de los síntomas de un trastorno o enfermedad. Y entonces el niño debe ver a un médico.

Silla verde — una razón para el entusiasmo

Una vez más, nos centramos nuestra atención en el hecho de que el papel decisivo desempeñado por el estado de salud del niño, no el color de su silla. Si un niño es feliz y tranquilo, el sueño y el apetito no se violan, y aparte de el color en las heces que no se preocupe más, duerme profundamente. En este caso, tenga en cuenta que una pequeña cantidad de moco y la leche no digerida por completo puede estar en una silla para niños.

Otra cosa, cuando aumentó cantidades de moco y esto se ha unido a los fragmentos de sangre. Deposiciones líquidas espumosas con fuerte olor pútrido agria también indica el trastorno principalmente en el desarrollo de disbiosis. Como puede aparecer un signo de acompañamiento de erupciones en la piel, el niño se pone inquieto, llorar sin motivo, no duerme, que estaba preocupado por los cólicos, a menudo vomita.

Silla verde también puede ser uno de los síntomas de la deficiencia de lactasa — deben pasar las pruebas necesarias. Pero si además de cualquier otro color no cuenta — no hay problema.

En el contexto de una silla enfermedades frío o viral también puede cambiar su color, incluyendo verde.

Silla verde en niños mayores

Todo ello en relación con los niños mayores. Los trastornos digestivos bien pueden cambiar cal, incluyendo verde. Pero puesto que ya han probado la comida «adulto», no se puede conseguir alrededor de este partido hecho.

Tenga en cuenta que al comer heces verdes también puede ser pintado en verde. Tal efecto, por ejemplo, crear una verdura de hoja verde y materia verde: lechuga, espinaca, ortiga, perejil, eneldo.

Algunas madres dicen que la ecologización de la silla con la introducción de alimentos complementarios, sobre todo después de reunirse con la manzana bebé, pera o el brócoli.

Heces de color irregular con manchas verdes pueden ser una indicación de un exceso de azúcar en la dieta de los niños.

En general, antes de levantar un pánico a causa de los turds verdes, analizar cuidadosamente la situación: Tal vez las cosas no son tan malas como se pensaba.

Share →