Beber café durante el embarazo

Beber café durante el embarazo

Esa fue la primera euforia de una nueva conciencia de su situación — la futura madre, es el momento de una seria reflexión sobre el tema de cómo comer, ropa para dar preferencia a, y — más importante — de lo que primero debe renunciar (parcial o completamente). Hay axioma absolutamente indiscutible — un tabú sobre los cigarrillos y el alcohol, pero hay algunos productos sobre la posibilidad de solicitar que durante el embarazo, ni los médicos ni los científicos no expresan lo suficientemente firmes mis mujeres mnenie.Bolshinstvo durante el embarazo rechazan por completo los alimentos que contienen cafeína, pero según estudios recientes, simplemente reducir el consumo de cafeína, para no lastimar el cuerpo emergente del niño. La cafeína no es en sí perjudicial para la salud si se consume con moderación. Peligro que acecha en el momento en que usted descubre que usted tiene un café refleja el apetito, y reemplazar 2-3 tazas de café al comidas.

Para beber o no beber?

Si usted es un amante del café ávido, y el abandono de café percibe muy doloroso, debe consultar con su médico todos los argumentos «para» y «versus» el uso de esta bebida durante el embarazo para evitar los riesgos percibidos para el bebé. Pero tenga en cuenta que la cafeína está contenida no sólo en el café, sino también el té, chocolate, refrescos y algunos medicamentos (tsitramon comúnmente conocido). Por lo tanto, sería bueno pedir consejo del médico y el consumo de productos orgánicos y (por no hablar de los medicamentos). El bebé en el vientre es necesaria para el desarrollo normal de un cierto número de calorías diarias.

Por lo tanto le recomendamos que piense cuidadosamente antes, debido a los hábitos arraigados, continuamos para reemplazar la taza del desayuno de café o té.

El peligro de un excesivo consumo de café durante el embarazo.

Los científicos afirman que el consumo excesivo de café durante el embarazo conduce a un riesgo de perder el feto antes o durante el parto. Investigadores daneses encontraron que las mujeres que beben de 8 o más tazas de café al día, el doble de riesgo de aborto involuntario arbitraria en comparación con aquellos que se niegan a café durante el embarazo.

Los resultados de la investigación médica médicos daneses.

Los médicos del Hospital Universitario de una de las ciudades de Dinamarca, como resultado de las encuestas a largo plazo de las mujeres embarazadas encontraron que las mujeres embarazadas no deben beber más de 2 tazas de café al día. Los encuestados completaron dos formas, la prestación de asistencia a los científicos como información sobre el uso de alcohol y el café y el tabaco mientras usa el niño. El riesgo de pérdida fetal aumenta con el número de tazas de café. Él se convierte en el 80% más para aquellos que están acostumbrados a beber 4-7 tazas de café al día, y un 300% más por el uso de 8 o más tazas al día, en comparación con aquellos que han abandonado por completo esta bebida.

Los científicos han encontrado que los amantes de café fuerte y los fumadores a menudo pesados. Entre ellos se encuentran los aficionados bebida.

Incluso teniendo en cuenta que el riesgo de pérdida fetal asociado con estos inaceptable cuando se lleva los hábitos del niño, siendo el factor dominante de aborto involuntario amenazado es el consumo excesivo de café futuras mamás. Se han realizado estudios, y los resultados se confirmaron en repetidas ocasiones, pero las razones para el aumento del riesgo de pérdida fetal entre los amantes del café embarazadas siendo poco clara. Probablemente, los vasos sanguíneos que alimentan la placenta, están en riesgo de condensación bajo la influencia de la cafeína, y por lo tanto el embrión carece de oxígeno. Otra hipótesis es que la cafeína causa un gran daño al bebé directamente al corazón en el vientre y restringe su desarrollo.

Es muy difícil algo categóricamente asesorar embarazada y preparándose para las mujeres embarazadas sobre este tema. Pero, sin embargo, con base en la información anterior, sería razonable cuando se lleva al niño por nacer para reducir el consumo de café para 2 tazas por día. Después de todo, queridas mujeres, la moderación es siempre y en todo lo bueno. Así que no hay necesidad de tener miedo, y la misma punta de un extremo a otro, todavía se puede disfrutar de una bebida, pero que sea una pequeña taza de la mañana, y no se consume habitualmente 5-6 porciones por día. Que esto sirva de recordatorio del sabor y aroma, pero no masa negro y espeso, a la que está acostumbrado en los últimos años.

No es el café debe despertar en la mañana, y una sensación diaria de la felicidad que se siente en los 9 meses de su embarazo.

Share →